A ver, en un principio la pastillas Cytotec Misoprostol fueron creadas para curar heridas del estómago en estado crítico; sobre todo las úlceras, que si no se curan  a tiempo podrían generar un cáncer a largo plazo. Por mucho tiempo fue usada con éxito aliviando las panzitas de muchas personas alrededor del mundo.

Pero un buen día, una señora embarazada que también tenia ulceras en el estomago, decidió tomar las pastillas Cytotec con el fin de curarse, y de hecho tuvo éxito; sin embargo las pastillas también provocaron otra cosa. La señora comenzó a tener contracciones en el útero y en algunas horas nada mas tuvo un aborto y perdió a su bebé. Varios casos iguales sucedieron en muchos países.

Desde entonces médicos, farmacéuticos y los dueños de la empresa comenzaron a investigar y se dieron con la grata sorpresa que muchas embarazadas que habían tomado las pastillas, habían abortado casi de inmediato. Por lo cual concluyeron que la pastilla provoca abortos y desde ahí se prohibió el uso en mujeres gestantes. También desde entonces, las pastillas ya no se venden así nada mas, se vende con una receta medica.

Bueno, luego vinieron los estudiosos de la Organización mundial de la salud y recomendaron que las pastillas son muy efectivas para provocar aborto, para inducir al parto y otros usos médicos. Hay hospitales que usan el Cytotec para inducir al parto cuanto gestantes de 9 meses no logran dar a luz. En países donde el aborto es legal, como Holanda, también usan Cytotec para provocar abortos a las mujeres que por una u otra razón todavía no quieren ser madres. Esperemos que pronto el Perú le siga los pasos.

En fin, esa es la breve historia de la pastilla Cytotes Misoprostol; muy efectiva, recomendada y usada en muchos países y profesionales de la medicina. Eso si, se debe usar con moderación y siguiendo las indicaciones de alguien que conoce del tema.

Siempre lean todo lo que puedan, es nuestra mejor recomendación en estos casos.

Clic Aquí para ver las fotos del producto

Esperamos sus consultas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *